artistas talleres directorio arte en palabras gráfica contacto mapa web
 

arte en palabras

Artículos sobre Danza
LA DANZA ARABE Y SUS BENEFICIOS. - LA DANZA COMO EXPRESIÓN DE SENTIMIENTOS
Por María Drach



www.mariadrach.com.ar

La Danza y sus Beneficios

La danza del vientre puede ser considerada un sano deporte cuya finalidad es encontrar la armonía entre el cuerpo y la mente. Esta danza es tanto relajante como vivificante. Ayuda a tonificar el cuerpo y mejorar la confianza en él. En la época moderna, la ciencia médica utiliza la danza y la música como método terapéutico, debido a que:  

- Mejora el estado físico
- Mejora la circulación y flexibilidad 
- Corrige la alineación postural 
- Ayuda a tonificar y afirmar los músculos de manera suave, especialmente
abdomen, brazos, parte superior de la espalda, caderas y muslos.
- Además, evita la artrosis, debido a que armoniza la función de los músculos con la
de los cartílagos y las articulaciones, haciendo que el cuerpo adquiera su mejor forma posible.

No solo esta danza nos beneficia a nivel fisiológico, sino también nos beneficia a nivel  corporal y de relajación:

-Calma la mente, debido al balanceo continuo, los movimientos circulares
y fluidos que están relacionados con un estado de danza-meditación.
-Es una terapia eficaz para curar la depresión, las preocupaciones, 
el nerviosismo y la neurosis, además de ser un deporte que contribuye
a desvelar la energía oculta del hombre.
-Eleva la autoestima. Los movimientos son artísticos y femeninos, creando
un sentimiento de expresión sensual y libertad.

En las sociedades occidentales, al tener  tantos mensajes contradictorios acerca de la expresión personal, muchas sienten esta danza como liberadora.

Beneficios en la fertilidad y el parto

La danza del vientre se originó hace miles de años como rito de fertilidad. Hoy en día la danza está relacionada con dar a luz, principalmente por focalizarse en la panza y las caderas.  Las madres embarazadas descubren que la danza del vientre las ayuda a aliviar el dolor de espalda y mantiene sus cuerpos flexibles. Como ejercicio pre-natal, la forma más suave de la danza del vientre fortalece los músculos de la pelvis y relaja a la futura mamá. El bailar esta danza, alivia también los dolores en el período de menstruación, debido a que algunos movimientos como círculos de caderas, ochos, ondulaciones, pueden ayudar a aliviar la congestión de la zona pélvica y así mejorar la circulación. A su vez la relajación del cuerpo y la mente, ayuda a aliviar el estrés.

La danza como expresión de sentimientos

La mujer de hoy esta inmersa en una sociedad cambiante y cuenta con características propias que la diferencian y la distinguen en su forma de pensar, y también en la de bailar. Así, se enfrenta al baile con una gran alegría, lo que convierte su experiencia en un hermoso viaje entre el movimiento y la música, renueva la sangre de sus arterias y le hace encontrar solaz y olvido para sus preocupaciones diarias. Ella se transforma con el movimiento, pues despierta en su interior los sentimientos y sensaciones ocultas; casi olvidadas, mientras se relaja la tensión acumulada en su cuerpo.

La mujer danza con sus más profundos sentimientos, dejando escapar lo que encierra en su interior como un volcán. Pareciera haber esperado durante largo tiempo para dejar que su cuerpo expresara sin palabras sus más ardientes secretos. En ella , está encerrada la profundidad de los proverbios, la magnificencia de la magia y las mayores paradojas: dolor, amor, esperanza, alegría, reto, liberación de ataduras y una llamada a la libertad. Este baile encierra el amor de la mujer por el hombre oriental y su odio hacia él, la tristeza, la alegría, la belleza, la inocencia, la terquedad, el perdón, la docilidad, el rencor y los celos.

El encanto de este baile y su belleza se muestra a menudo en los cambios que afectan repentinamente a quien la ejecuta, que no tiene que ser necesariamente una especialista en baile. Dichos cambios se manifiestan en el comportamiento de la misma, en las relaciones que mantiene con su entorno y en otros elementos de orden corporal y espiritual. La personalidad de cada mujer se muestra clarísimamente en cada movimiento que se realiza: actúa de una forma más audaz, se siente más segura de sí misma y cambia el temor por la valentía en un corto período.
Muchas se han detenido en los primeros pasos de la danza del vientre con el rostro enrojecido de vergüenza sintiendo ansiedad, miedo. Pero estas sensaciones desaparecen inmediatamente ya que, a pesar de que en las primeras clases la timidez es una traba con la que hay que contar, pronto la alumna descubre grandes cosas en la práctica de esta danza.

La danza del vientre es, por tanto, una bella jornada con el espíritu,
que expresa las posibilidades escondidas dentro del cuerpo.

La danza mágica del vientre- Shokry Mohamed

 
Talleres de Artes Plásticas Cursos y clases de dibujo, pintura y escultura TíteresPara niños, adolescentes y adultosHistoria del ArteMúsica Canto Danzas